4 min read¿Como funcionan los servicios en la nube?

Los servicios en la nube, conocidos también como cloud computing, se refieren a la posibilidad de utilizar servicios informáticos de manera instantánea, permanente y remota mediante el uso de internet.

Por ejemplo:

Eres fotógrafo y en plena sesión de fotos te quedas sin espacio de almacenamiento, sabes que no puedes eliminar fotografías porque sería material de trabajo perdido, entonces:

  • Accedes a Google Drive (un servicio de almacenamiento en la nube).
  • Guardas tus fotos en dicho servicio.
  • ¡Ahora sí! Puedes eliminar ese material de tu equipo para liberar espacio, pues ya está almacenado en la “nube”, pudiendo acceder a dichas fotos en cualquier momento y desde cualquier dispositivo.

¿Qué es la nube?

El concepto de la “nube” es una metáfora que hace referencia a información omnipresente gracias a internet.

Se trata de una nube virtual, intangible e invisible para los usuarios, dentro de la cual se pueden guardar y/o utilizar datos, programas informáticos, archivos, documentos, fotografías, videos, entornos de trabajo, herramientas de comunicación, hardware remoto, etc.

¿Sabes quiénes crean la nube?

¡Los proveedores! Aquellas personas o empresas que poseen el hardware y el software  necesario para “subir” (almacenar) y ofrecer sus servicios desde internet.

Características de la nube

  • Su disponibilidad es:
    • Multiplataforma: a través de dispositivos variados con conexión a internet (PCs, smarthphones, tablets, laptops, etc).
    • Constante: disponible todo el tiempo (24/7), o durante lo que los proveedores dispongan.
    • Ubicua: accesible desde cualquier parte del mundo.
  • Buen rendimiento: al tener un bajo consumo de recursos en los dispositivos.
  • Ligereza: al no requerir instalación alguna en la mayoría de los casos, o en su defecto, el software descargado es muy ligero.
  • Costos bajos: e incluso gratuitos por su uso.
  • Versatilidad: un mismo servicio puede satisfacer múltiples necesidades mediante sus distintas opciones.
  • Escalabilidad y agilidad: al brindarles a los usuarios nuevas funcionalidades y mejoras a través de rápidas actualizaciones.
  • Seguridad
    • De almacenamiento: al tener la información resguardada en un entorno virtual, ella no se ve afectada si el dispositivo resulta dañado.
    • Ciberseguridad: un nivel alto o bajo de ciberseguridad depende del proveedor del servicio, quien puede llegar a proteger mejor la información de lo que podría hacer el usuario comúnmente.

[bctt tweet=”Usar los servicios en la nube es como usar el traje de Iron Man: con un montón de herramientas y funciones que no sabes de dónde salen, simplemente sabes que están disponibles”]

Tipos de servicios en la nube:

La “nube” ofrece tres categorías de servicios según la complejidad del requerimiento de los usuarios:

SaaS (Software as a Service):

El “Software como un Servicio” se da cuando un usuario puede utilizar un programa sin que su equipo ejecute el procesamiento operativo o almacene sus datos.

De esta manera, un usuario aprovecha las cualidades del software sin preocuparse por el funcionamiento o mantenimiento del mismo, pues todo ello corre por cuenta del proveedor “al otro lado de la nube”.

En SaaS, el usuario utiliza casi exclusivamente las cualidades del software del proveedor, no tanto de su hardware.


PaaS (
Platform as a Service):

La “Plataforma como un Servicio” es un entorno virtual que surge de la combinación entre software y hardware del proveedor, y que le permite al usuario desarrollar y ejecutar sus propias aplicaciones y programas al contratar el uso de dicha combinación.

En PaaS, el usuario aprovecha las capacidades de un hardware a través de un software, ambos del proveedor.


IaaS (
Infrastructure as a Service) o HaaS (Hardware as a Service):

La “Infraestructura o Hardware como un Servicio” es cuando el proveedor pone a disposición del usuario las capacidades de su hardware o instalaciones físicas de modo que el usuario pueda desplegar su propio software consumiendo los recursos físicos del proveedor.

Dichos recursos pueden ser: capacidad de cómputo, almacenamiento, servidores, redes, conexiones, enrutadores y demás.

 

En IaaS/HaaS, el usuario alquila las capacidades de un hardware y las aprovecha mediante un software propio.

 

Servicios que ofrece la nube:

Algunos de los servicios más populares que puedes encontrar son:

SaaS:

PaaS:

IaaS

Pero no todo se trata de los distintos Servicios en la Nube, pues también existen distintos tipos de Nubes, siendo las Nubes Híbridas (Nubes híbridas ¿Qué son?) las de mayor adopción.